domingo, 23 de octubre de 2011

No aguanto más.


Cold

Frío, ese que cuando sacas una mano de la cama, de esa cama llena de mantas y edredones, te congela la mano incitando a que no vuelvas a desarroparte.Frío, que llena de vaho tu aliento. Frío, que te hace quemarte en las barras del brasero. Frío, cuando arrimo mi espalda al ardiente radiador. Frío de hielo tan helado que al tocarlo quema. Me gusta esa clase de frío, frío que incita a buscar calor, frío tan frío que quema, extremos tan extremos que se juntan. Ese frío que roza la bipolaridad.
Bipolar cuando estás tan contenta que te da miedo.
Puede que no exista ese mundo tan feliz del que todo el mundo habla, ese que es tan perfecto. Creo que es un mundo frío.


sábado, 22 de octubre de 2011

Dices que tienes corazón, y solo lo dices porque sientes sus latidos; eso no es corazón... es una máquina que al compás que se mueve hace ruido.
-Gustavo Adolfo Bécquer.



The most important thing

"-Y déjeme decirle lo que he aprendido de todo esto: que el principio y el final de una historia no cuentan, como tampoco tiene demasiada importancia el camino entre los dos. ¿Sabe lo que sí es importante?
-¿El qué?
-Las paradas."

- Sinfonía del tiempo breve.


viernes, 21 de octubre de 2011

Forever young!




"-Puede que no exista.
+¿El qué?
-El amor-contestó recordando las palabras de Eveline.
+Muchos hablan de él.
-Ya
Virgine no añadió nada más.
-Pues- dijo pensando en voz alta- si se esconde en algún sitio lo encontraré."

- Sinfonía del tiempo breve.


domingo, 16 de octubre de 2011

Y llega el puto invierno

Con sus días cortos, con ese frío que se cala dentro, en los huesos y llega a tu alma. Se queda ahí hibernando y ya no hay estufa que lo consiga echar. Llegan las noches largas, noches de no hacer nada. Los días se pasan entre libros y los viernes acabas por salir en sudadera. La palabra fiesta se oye muy de vez en cuando. El aburrimiento vuelve a la gente estúpida, tenemos la pequeña manía de hundir a los demás cuando estamos mal o aburridos... muy maja la raza humana. La única verdad que sé a ciencia cierta es que en el fondo somos todos unos hijos de puta. Todos.
Llega el puto invierno y nos olvidamos de que existe el sol. El ordenador es nuestro mejor amigo y el culo se nos pone gordo de tanto chocolate y tanto poco ejercicio. En verano la gente cambia y no siempre para bien.. pero es en invierno cuando notamos el cambio. Llega el puto invierno y las parejitas, la gente se aburre, traducción: todo el mundo a comerse la puta boca. Yo soy la primera a la que le encanta una tarde de pelis con su novio y hacer de todo menos ver la peli. Pero por favor, un poco de respeto a la típica tonta que se queda sola cuando sus amigas le ponen una correa al novio para no separarse.
Llega el puto invierno y con él las depresiones, que no nos engañemos el sol nos anima. Llegan las tardes lluviosas. Tardes laaargas de aburrimiento y con muuuucho tiempo para pensar. Demasiado. No me gusta pensar, es inútil y siempre acarrea problemas. Bendita ignorancia que feliz hace al mundo.
Llega el puto invierno y llega la hora de poner final al texto, supongo que ya he despotricado bastante por hoy.
Aprovecharos por que gente como yo hay poca, afortunadamente.


Me.

If at first the idea is not absurd, then there is no hope for it.


viernes, 14 de octubre de 2011

Ojalá y no se quede en ilusión.

HOLANDA! espérame bien sentadita, por que voy a intentar por todos los medios visitarte. Eso sí, agarrate fuerte, no sabes la que te espera. Tiembla :$ y reza por verme allí.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Necesito volver a sonreír.

De esas sonrisas que salen por qué sí, porque te sientes a gusto. Dios! Como necesito volver a sonreír.



domingo, 9 de octubre de 2011

Que se jodan!

Que se jodan! Será a mi manera. Y la gente que me quiere entenderá porque actúo así porque me quieren.
Que se jodan!

Y ante todo sé tu mismo.

No dejes que cambien tu sonrisa por nada, no te reprimas, no te calles. Grita cuando te apetezca gritar, salta cuando tus objetivos estén altos. Vuela cuando el suelo se te quede pequeño. Siente todo y más.
Nunca pierdas la esperanza, mantén tu inocencia. No habrá mayor regalo que el de la ignorancia. No tengas prisa por crecer y madurar, que cuando somos grandes solo queremos jugar. Lucha por tus sueños, por todos ellos. No dejes atrás a las personas importantes. No caigas en vicios malos, que tu único vicio sea el de quererlo vivir todo.  Pide perdón con frecuencia, recuerda que rectificar es de sabios. Nunca olvides tus creencias y aprende siempre de tus propias experiencias. Que no te asuste la palabra No o aquella que empieza por Nunca..  Elige bien tu camino, no mires atrás. Eso sí, no tengas miedo de retroceder y volver a empezar. Tienes muchos años por delante. Aprovecha hasta el último suspiro y sonríe cuando te vayas, satisfecho del todo contigo mismo.



Para qué voy a contar estrellas si puedo contar tus lunares...


Tal vez las niñas buenas fueran al cielo, pero ella esperaba llegar mucho, mucho más lejos.


domingo, 2 de octubre de 2011

Y ella se dejó arrastrar por la sensación de sus besos, de la lluvia por todas partes.

Se adelantó para sujetar a Clary y siguió avanzando, hasta que la espalda de ella chocó con la pared del callejón y él la tuvo entre sus brazos y empezó a besarla con pasión.
Clary sabía que tenía que impedírselo; su cabeza le decía que era lo más sensato, pero él resto de su cuerpo ignoraba en aquel instante cualquier atisbo de sensatez. Era imposible mientras Jace la besaba como si creyese que iría al infierno por ello, pero merecía la pena.
Clavó los dedos en los hombros de él, en el tejido empapado de su camiseta, palpando la resistente musculatura que había debajo, y le devolvió los besos con la desesperación acumulada durante aquellos últimos días cuando desconocía el paradero de Jace o en qué estaría pensando, sintiendo que parte de su corazón había sido arrancado de su pecho y no podía ni respirar.
-Dime-dijo ella pegada a su boca, entre beso y beso- Dime qué pasa... Oh.- Sofocó un grito cuando él la rodeó por la cintura y la levantó para colocarla encima del altavoz roto, dejándola casi a su misma altura. Entonces él puso las manos a ambos lados de su cara y se inclinó hacia delante, de modo que sus cuerpos llegaron casi a tocarse...pero no del todo. Aquello resultaba exasperante. Clary percibía el calor enfebrecido que desprendía el cuerpo de él; aún tenía las manos posadas en sus hombros, pero no era suficiente. Deseaba que la abrazase con fuerza- ¿Por...por qué?- Jadeó-. ¿Por qué no puedes hablar conmigo? ¿Por qué no puedes mirarme? 
Él bajo la cabeza para mirarla a la cara. Sus ojos, rodeados por pestañas oscurecidos por la lluvia, eran imposiblemente dorados.
- Porque te quiero.
Clary ya no podía más. Separó las manos de sus hombros, clavó los dedos en los pasadores del cinturón del pantalón de Jace y lo atrajo hacia ella. Él le dejó hacer sin oponer resistencia, con las manos apoyadas contra la pared, doblando el cuerpo contra el de ella como las piezas de un rompecabezas. Deslizó las manos hasta su cintura y la besó, un beso prolongado y lento que le hizo estremecerse. 
Ella se apartó.
- Eso no tiene sentido...
- Ni esto- dijo él con un abandono desesperante-, pero no me importa. Estoy harto de fingir que puedo vivir sin ti. ¿No lo entiendes? ¿No entiendes que está matándome? 
Clary se quedó mirándolo. Veía que hablaba en serio, lo veía en sus ojos, que conocía tan bien como los suyos, en las oscuras ojeras, en el pulso que la tía en su garganta. Su deseo de respuestas luchaba contara la parte más primaria de su cerebro, y perdió.
-Bésame, entonces-dijo, y presionó su boca contra la de ella, mientras  sus corazones latían al unísono a través de las finas capas del tejido que los separaban.

-cazadores de sombras