lunes, 5 de septiembre de 2011

Lavado de imagen.

Pequeños cambios en el blog, nada radical, siempre acorde con su inicio y conmigo.
Porque creo que al igual que el blog, he ido creciendo. Han cambiado mis motivaciones y puede que en parte mi manera de ver la vida.
Ahora empiezo otro cambio y ya no me refiero al cambio de estación, y quería reflejarlo de algún modo en el blog. Por que de alguna forma se ha convertido en una parte más de mí, en un reflejo de una parte de mí que andaba un poco reprimida.
A veces me siento estúpida escribiendo aquí mis pensamientos, me reconforta saber que poca gente está al tanto de esta tontería. Ya que me cuesta muchísimo expresar lo que siento, cosa bastante irónica ya que mi cara es como un libro abierto y soy muy expresiva.
Poca gente me conoce en mi totalidad, yo la primera que no lo hago.
Puedo crecer y cambiar pero siempre con una sonrisa. Puedo decir que me encanta mi nombre y me gusta mi letra. En general, no me desagrada ni mi físico ni mi forma de ser. Siempre he pensado que lo más importante es quererse uno mismo. Estar contento con nosotros es el primer paso para ser feliz.
Ahora tengo más conciencia de mi misma. Tengo constancia de cada parte de mi cuerpo y de mis habilidades y defectos, como en otra dimensión distinta. Creo que empiezo a confiar más en mí.
Bueno pues todo esto expresa el haber cambiado dos imagenes tontas, y pensar que empezó como una explicación de no más de 5 líneas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario