domingo, 26 de junio de 2011

- No hay que morir dos veces.

-¿Me estás diciendo que no es mucho y que no valía la pena?
+Tal vez.
-Por lo tanto, más vale que acabe.
+Quedan otras cosas que sí valen la pena.
-¿Cuáles?
+Sus sueños.
Todos los sueños son iguales, y si nos paramos a analizarlos, son baratos, pero al mismo tiempo son irrepetibles. Por lo tanto, merecen un respeto. Vale la pena vivir un sueño de muchos años, aunque sólo dure 5 min.Y sí, se puede matar por amor. Ya sé que no es razonable, pero el amor es la mayor de las causas de muerte, y a partir de aquí, como ocurre tantas veces, es razonable creer en él. Cuando matas por amor, crees que no haces daño.
Ella guardaba silencio.
+Y algo más. Usted debe vivir. Usted debe vivir porque así él vivirá también. Todos vivimos mientras alguien nos recuerda. No se atreva a matarlo dos veces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario