jueves, 30 de junio de 2011

Dicen las malas lenguas que habla sola y come mal. Todos le echan monedas pero nadie se la lleva, y la seda se convierte en un papel de fumar que se vuela y nada más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario